Señor y Padre celestial,
Haced de mi un instrumentos de tu Paz.
Donde haya odio, pongamos amor.
Donde haya ofensas, pongamos perdón.
Donde halla discordia, pongamos unión.
Donde haya error, pongamos verdad.
Donde haya duda, pongamos la fe.
Donde haya angustia, pongamos esperanza.
Donde haya tiniebla, pongamos tu luz.
Donde haya tristezas, pongamos alegría.
Oh Maestro, que no busquemos tanto,
En ser consolados como en consolar;
en ser comprendidos como en comprender;
en ser amados como en amar;
Porque:
dando se recibe;
perdonando se es perdonado;
y muriendo se resucita a la vida eterna.
Así sea.

San Francisco de Asís

Donde hay amor y sabiduría, allí no hay temor ni ignorancia.
Donde hay paciencia y humildad, allí no hay ira ni turbación.
Donde hay pobreza con alegría, allí no hay ambición ni avaricia.
Donde hay quietud y meditación,
Allí no hay preocupación ni disipación.
Donde está el temor de Dios guardando la casa.
 

 

Allí el enemigo no puede encontrar la puerta de entrada.
Donde hay misericordia y discreción, allí no hay soberbia ni dureza.
Dichoso el que ama y no desea, en cambio, ser amado.
Dichoso el que teme y no desea, en cambio, ser temido.
Dichoso el que sirve, y no desea ser servido.
Dichoso el que se comporta bien con los demás,
Y no desea que los demás se comporten bien con él. Pero estas cosas son grandes, y los necios no logran entenderlas.
Desde hoy y siempre Padre, en tus manos me encomiendo, haz de mi lo que tú quieras, sea lo que sea, te doy las gracias. Estoy dispuesto, lo acepto, con tal que tu voluntad se cumpla en mí, y en todas tus criaturas, No deseo nada más, Padre.
Te confió mi alma, te la doy con todo el amor de que soy capaz, porque te amo, Y necesito darme, ponerme en tus manos sin medida, con una infinita confianza, porque Tú eres mi Padre y dador de la vida eterna, así sea.

LIARA
LUZ INTERIOR AMONRA FUENTE DE LUZ
PARA ALIMENTAR VUESTRO SER EN TU CAMINO…
A MIS PADRES Y HERMANOS
QUE ESTÁN EN LOS CIELOS Y EN LA TIERRA.
POR LA VIDA DE NUESTRO HOGAR NUESTRO PLANETA TIERRA.